“Venezuela irritante”: Crítica de Los Maletines publicada en Babelia

Texto escrito por J. Ernesto Ayala-Dip y publicado originalmente el 25 de julio de 2014 en el suplemento cultural Babelia de El País. Foto: Carlos García Rawlins (REUTERS)

Donizetti es el nombre de un músico italiano, pero también el del protagonista de la nueva novela del escritor venezolano Juan Carlos Méndez Guédez. A este personaje novelesco se le bautizó con ese egregio nombre por equivocación. Su padre, amante fervoroso de un aria de Puccini, creyó, al nacer su hijo, que dicha pieza pertenecía a Donizetti y no al autor de la célebre La bohème. Que uno porte para toda su vida un nombre equivocado no deja de tener su carga ambigua, a lo mejor una existencia confusa, entre la realidad, lo imaginario, lo posible y lo inverosímil. Méndez Guédez vuelve a la novela urdiendo una historia personal, incluso íntima, y a la vez dibujando una metáfora de un país concreto, real, temible y, sobre todo, novelesco. Los maletines es una novela real que nos invita a recorrer un país con sus gentes y sus paisajes urbanos muchas veces irreales. En esa frontera transcurre la novela del escritor venezolano. No leí toda su producción narrativa, pero lo que leí (Tal vez la lluvia, El libro de Esther, Arena negra y el libro de relatos Ideogramas) siempre me dio la sensación de un autor con un sentido del oído literario, de la forma y de los temas altamente compenetrados. Y una cuestión más importante: formando parte de una tradición narrativa tan nítida y singular como la ficción venezolana, aunque no demasiado conocida por estos lares.

Los maletines es una incursión por la Venezuela contemporánea, presente, irritante para unos y heroica para otros. Y es una metáfora, es el filo de la ficción hecha de un humor sutilísimo, de malentendidos, sucesos a veces charlotescos, un abanico de biografías de gente apurada por la historia pequeña y la historia grande de un poder tan creíble como imposible. Hablé más arriba del protagonista de esta novela, Donizetti. Periodista, un día se casó y tuvo un hijo. Pero como suele suceder en la vida, se separa. Tiene que pasar una pensión a su exmujer, mantener a una nueva familia y el sueldo no llega para todo. Se le ofrece la oportunidad de trasladar unos misteriosos maletines hasta diversas ciudades europeas: Praga, Roma, Madrid, etcétera. Por esas capitales se le ve arrastrando un horrible maletín de contenido ignoto. El maletín, como últimamente los sobres en España, obligan a que la imaginación sea malpensada.

Méndez Guédez no ha escrito una novela de denuncia. Ha escrito una magnífica novela sobre el presente de una sociedad, de un poder y de unos actores que hacen posible que todo eso suceda tal como nos lo cuentan los distintos narradores de esta historia. Obra poliédrica, rigurosa en el manejo de los ritmos, plena de matices, con un idioma literario a caballo entre Sudamérica y España: de ahí esta cierta atmósfera extraterritorial de sus libros.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s